martes, 4 de abril de 2017

Día 6: Ruta 66 y Gran Cañon



Hoy comenzaba uno de mis días favoritos de este viaje, además de ser el día que más cansados terminamos pero la paliza que nos dimos mereció la pena.

Nos íbamos al Grand Canyon National Park!!


Existen varias opciones para visitar el Gran Cañón desde Las Vegas además de tener distintos puntos que visitar.



  • FORMAS DE VISITAR EL GRAN CAÑÓN (Desde Las Vegas)
- Por aire:

Esta es la forma más cómoda y rápida para visitar el Gran Cañón, también es más cara ya que su precio va desde los 200$.

El tour más completo, incluye una avioneta desde Las Vegas que recorre el rio colorado hasta llegar a la zona Oeste del Gran Cañón, descenso al interior del Cañón en Helicóptero, ruta en autobús por el interior del parque y comida. Este tour cuesta por persona 499$.

Nosotros descartamos esta opción en seguida ya que aunque para muchos será una experiencia inolvidable se que mi vértigo y miedo a las alturas no me dejaría disfrutarlo.

- En coche:

Esta fue nuestra opción elegida.

Aunque sea mucho mas cansado, es más económico y además te da más libertad.

Para nosotros era mucho más inolvidable poder recorrer parte de la Ruta 66 en un descapotable hasta llegar al Gran Cañón que sobrevolarlo en avioneta.

(Esto son opiniones personales, cada persona tiene una forma de disfrutar de un viaje, pero os lo cuento por que este blog es un diario de nuestras experiencias)

  • PARTES DEL GRAN CAÑÓN
- West Rim:

Es la parte Oeste del Gran Cañón.

También es la opción más elegida para las personas que se encuentran en Las Vegas al ser la más cercana.

Se encuentra a unos 180 Km desde allí.

Esta zona es propiedad de la tribu india Hualapai.

Aquí se encuentran los acantilados más estrechos y con la máxima profundidad.

También es famoso porque aquí se puede disfrutar del Skywalk, mirador con suelo de cristal ubicado en un acantilado a 1300m de altitud.

En un principio esta fue nuestra parte elegida para visitar, por la cercanía, pero yo no estaba totalmente convencida y no paraba de darle vueltas a si no nos arrepentiríamos de haber visitado esta zona sólo por comodidad así que pocos días antes del viaje lo hablamos y decidimos que después de haber llegado hasta aquí no podíamos dejar de hacer lo que realmente queríamos solo por comodidad y decidimos ir al corazón del Gran Cañón aunque fueran muchos más kilómetros y así poder recorrer puntos importantes de la ruta 66. El problema fue que con tan poca antelación ya no encontramos alojamiento cerca del Gran Cañón y los que quedaban eran realmente caros por lo que nos liamos la manta a la cabeza y decidimos que lo haríamos así pero volveríamos ese mismo día a Las Vegas. Un palizon que sin duda volveríamos a repetir.

- South Rim:

Esta fue nuestra elección final y la aprte más visitada por los viajeros.

El motivo de que sea la parte que más se visita es debido a que se situa en el corazón del parque del Gran Cañón.

Se encuentra a 450 Km de Las Vegas.

Es una zona con los acantilados más despejados y con menos desniveles, no son tan estrechos como en el WestRim.

- North Rim:

Es la tercera parte del Gran Cañón y la menos visitada ya que se encuentra más aislada y sus vistas son menos interesantes.

Es la zona más accesible desde Flagstaff pero no se puede visitar durante todo el año ya que al estar situado en la zona más alta, suele estar cubierta de nieve.

  • NUESTRA AVENTURA:
Es el día que más temprano nos levantamos, a las 6:00h estábamos arriba ya que nos esperaba un largo día lleno de experiencias.

Como en Las Vegas hay ambiente a todas horas pudimos desayunar en una de las cafeterías del hotel.

Una vez despejados y con muchas ganas de empezar el día cogíamos el coche rumbo a nuestra primera parada del camino.

A 48 Km de Las Vegas recorriendo la autovía 93 llegamos a la Presa Hoover , construida en 1936 y considerada la obra de ingeniería más importante del Siglo XX, es una de las presas más grandes del mundo y contiene al Lago Mead.

Muchos pensareis que tiene de especial esta presa, pues a parte de ser una de las más grandes, ha sido escenario de películas como Superman, Transformers o San Andres.

Hay un tour en el que puedes visitarla, cuesta 15$ y el horario es de 9:00h a 17:00h .

Nosotros no hicimos este tour ya que a parte de que no nos interesaba mucho verla por dentro teníamos el tiempo justo.

Tampoco queríamos llegar hasta su parking de pago para hacernos las típicas fotos así que paramos un momento al lado de la carretera y listo.



Desde aquí abajo veréis que hay un enorme puente de hormigón desde donde todo el mundo hace fotos, nosotros nos preguntábamos como llegar hasta ahí, pues no os preocupéis si continuáis el camino hacia la ruta 66 por la US 93 pasáis por ese puente.

Nosotros aquí decidimos no parar porque había mucha gente y ya la habíamos visto desde abajo.

Así que continuamos el camino hacía el primer pueblo de la ruta 66.

* Nota: He de decir que el camino lo hicimos por la autovía y nos desviábamos a la carretera 66 en las salidas de los pueblos que queríamos ver, ya que es mucho más cómodo y rápido hacer el camino por la autovía y teníamos que llegar a tiempo al Gran Cañón.

Este primer pueblo era Chloride.

Un pequeño pueblo del estado de Arizona que parece abandonado, realmente parece que te has transportado a otra época, todo es antiguo en este pueblo.

Esta considerado un pueblo fantasma pero no lo es ya que aún tiene una pequeña población que habita en él y cuenta con dos tiendas y un restaurante.








Visitamos la tienda/museo y nos atendió una chica muy maja que nos dio un mapa señalándonos puntos importantes del camino y nos explico un poco la historia del pueblo, a pesar de que tenia un acento americano muy cerrado no tuvimos problema en entendernos con ella.

Después de comprar provisiones para el viaje y dejar nuestra firma en el libro de visitas continuamos alucinando con este pueblo.

Pasamos a otra especie de tienda pero no tardamos en salir ya que nos daba un poco de miedo, era una vieja casa en la que había una mujer muy mayor que nos seguía a todos los sitios y estaba repleta de muñecos y juguetes antiguos, no parábamos de mirarnos pensando tenemos que salir de aquí pero ya jajaja.



Aunque me hubiera gustado quedarme un rato más haciéndole fotos a todo lo que había, teníamos que seguir el viaje.

La siguiente parada seria en Kingman, uno de los pueblos más grandes de la ruta 66 y aunque en sí el pueblo no tiene mucho encanto hay algunas razones por la que se debe parar.



Una de ellas es la gran locomotora de Santa Fe, se trata de una antigua locomotora a vapor enorme que se encuentra ahí en medio como si fuera una escultura, en la que puedes subir hasta la cabina. Totalmente gratis y sin vigilancia.

Otro de los motivos es que justo en frente de la Locomotora se encuentra el famoso restaurante Mr D´z 105 E Andy Devine Ave) otro típico restaurante sacado de la película Grease. Nosotros no comimos aquí ya que aun no era hora de comer pero dicen que la calidad es buena.


 Otro de los motivos por los que visitar este pueblo es su tienda y museo de la ruta 66.La tienda es muy chula, puedes encontrar un montón de recuerdos de la ruta 66 y del pueblo, nosotros aquí fue donde compramos nuestra placa de la ruta 66.


El museo es otra cosa, nosotros no entramos porque habíamos leído que no merece la pena y que no esta muy buen cuidado pero si queréis visitarlo tiene un precio de unos 4$ creo recordar.

Desde aquí salimos hacia Seligman.

Aunque el pueblo donde esta inspirada la película de Cars es Peach Springs no merece pasar por aquí porque no tiene nada, es mejor ir directamente a Seligman donde encontramos todos los coches ambientados en la película. Para mi fue de lo mejor que vi en esta ruta, aunque el pueblo es pequeño, sólo consta de una calle, tienes que parar en cada esquina para hacer fotos ya que todo merece la pena.

En este pueblo por si algunos no habéis visto la película de Cars lo que ocurrió es que cuando construyeron la autovía y los turistas dejaron de pasar por la antigua carretera 66 tuvo un gran declive pero poco a poco los pueblos como este supieron montarlo de tal forma para volver a resurgir y con lo famosa que es la ruta 66 parece que consiguieron lo que se proponían.




Cada uno de los edificios que encontramos aquí tiene su peculiaridad y su historia.

Repartidos por todo el pueblo nos encontramos un montón de coches antiguos con ojos como si fueran los protagonistas de Cars.



Uno de los edificios más importantes es el Historic Seligman Sundries, tienda de souvenirs que en sus inicios comenzó siendo un teatro.












Otro punto importante es The Rusty Bolt, antiguamente era un taller de coches, ahora es una tienda que llama la atención por sus maniquíes en la fachada.

El siguiente edificio a destacar es la Barbería de Ángel y Vilma Delgadillo. Su dueño Ángel fue uno de los precursores de la recuperación de este tramo de la ruta 66.

Después de esta maravillosa visita que recomiendo 100% si queréis vivir el autentico espíritu de la ruta 66 continuamos nuestro viaje.

La siguiente parada ya sería justo antes de adentrarnos en el Gran Cañón, ya que ahí mismo encontramos Williams al que tampoco le encontramos mucho encanto, mucha gente viene a pasar la noche para visitar al día siguiente el Gran Cañón.

Lo que más cabe destacar de aquí, es su puerta de entrada, las vías del tren y su famoso bar Twisters 50´s.

Ahora si, sin perder más tiempo nos adentramos en el Gran Cañón, antes de llegar a la entrada vimos un Mc Auto y como ya empezaba a acercarse la hora de la comida y no sabíamos que habría dentro del parque para comer decidimos reponer fuerzas.

Y ahora si que si llegábamos a la entrada más popular del Parque Nacional y después de pagar los 25$ por coche que cuesta la entrada ya podíamos decir que por fin estábamos en el Gran Cañón, uno de nuestros sueños!!

Hay rutas que se pueden realizar en coche pero nosotros decidimos aparcar el coche y utilizar los Shuttle bus.

Nos dirigimos al Visitor Center donde nos sorprendió que no venden botellas de agua sino que tienes que comprar tu cantimplora y rellenarla en las fuentes de agua natural, así que ya tengo mi super botella para la bici del Gran Cañón!!

También cogimos unos mapas de las distintas rutas que recorren los autobuses.

Existen 3 rutas:

Azul, Verde y Roja. Cada una de ellas tienen parada en los distintos miradores de la zona.

La Azul y la verde también se pueden recorrer en coche pero a nosotros nos pareció más cómodo utilizar los autobuses además pasan cada 5 minutos y se cogen en la zona del Visitor Center.

Luego esta la línea roja que sólo puede recorrerse en autobús y para acceder a ella tienes que que ir en bus o coche hasta el punto del Village Route Transfer.

Os dejo el mapa del parque para que os hagáis una idea.




Al primer mirador que nos dirigimos fue al Mather Point al que fuimos andando ya que se encuentra muy cerca del Visitor Center.










De repente el camino se empieza a abrir y allí al fondo nos lo encontramos, esa profundidad, esas formas, el vacío y la tranquilidad.

Me lo había imaginado tantas veces, lo había visto en tantas fotos y vídeos pero ninguno de ellos le hace justicia, en persona impresiona muchísimo más.

Es uno de los pocos lugares que me han puesto la piel de gallina. No pensé que me gustaría tanto este lugar hasta el punto de no tener ganas de irme nunca de allí y estar segura de que algún día volvería.

Es una sensación maravillosa la de encontrarte en este lugar, un sueño y un privilegio.

Desde este punto se pueden realizar caminatas con senderos que descienden por el Gran Cañón pero esa no era nuestra intención.

Así que después de empezar a hacer fotos como locos decidimos volver al Visitor Center para realizar nuestra primera ruta en la Línea Verde.

Esta linea te lleva hasta el mirador de Yaki Point otro punto impresionante con una perspectiva distinta.




Volvimos de nuevo hasta el Visitor Center para ahora coger la Línea Azul.

En el que destaca el Yavapai Point.



Con esta línea llegamos hasta el final para coger la Línea Roja, donde se encuentran los miradores más importantes y zona a la que no se puede acceder en coche.

La primera parada del Bus es el mirador Maricopa Point. Se trata de una especie de pasarela que acaba en un mirador redondo desde donde las vistas son aún más espectaculares. Cada perspectiva del Gran Cañón sorprende más.




Volvimos a coger el bus hasta el siguiente punto el Powell Point, otro mirador en el que también encontramos una escultura en el centro.



El siguiente punto Hopi Point es un mirador que nos ofrece una vista más abierta del cañón y donde volveríamos para presenciar un precioso atardecer.






La próxima parada de esta ruta es el Mohavi point, otro de los puntos junto con el Hopi Point que es recomendado por las guías de viaje. 
En cada punto nos enamorábamos más de las vistas tan impresionantes, todavía no nos podíamos creer que estuviéramos aquí.






En este punto hay una roca en la que la que poder hacerte fotos pero siempre con cuidado ya que no hay protección y puede ser peligroso.

Aunque esta ruta termina en el punto Hermist Rest, el último punto que visitaríamos fue The Abyss ya que se estaba haciendo tarde y queríamos volver al Hopi Point para ver el atardecer, que según había leído era de los mejores puntos pero el lado negativo es que todo el mundo va a este punto por lo que teníamos que ir pronto para coger un buen sitio.

Una vez que cogimos buen sitio sólo quedaba disfrutar de ese maravilloso atardecer, sin duda uno de los más bonitos y especiales que nunca habíamos visto antes.










 




Se nos paso el rato muy rápido y cuando ya había anochecido aún nos negábamos a irnos de este increíble lugar, pero nos quedaba un largo viaje de vuelta a las Vegas.

Volvimos a coger el autobús de vuelta al Visitor Center, aunque tuvimos que guardar mucha más fila ya que claro era hora de que todos volviéramos.

Una vez ya en el coche pusimos rumbo de nuevo a Las Vegas con la inmensa felicidad de haber podido conocer un lugar como el Gran Cañón del Colorado.










_GIF crucero 250x250

2 comentarios:

  1. Hola! quería saber que distancia hay en horas entre Las Vegas y la entrada sur al Gran Cañon. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Pues en coche se tarda unas 4 horas, un poco más si hay mucho tráfico. A nosotros la ida nos costo bastante más ya que fuimos parando en pueblos típicos de la ruta 66 pero la vuelta la hicimos del tirón y eso es lo que nos costo. Gracias a ti!!

      Eliminar