viernes, 11 de mayo de 2018

Día 2: San Juan de Gaztelugatxe, Bermeo, Mundaka y Castillo de Butron


Nuestro segundo día amanecíamos de nuevo en Bilbao, aunque íbamos a pasar el día fuera recorriendo algunos lugares cercanos.



Nos levantamos temprano y desayunamos en el hotel, aunque saldríamos más tarde de lo que teníamos previsto por algunos percances con el coche.

Nos pusimos en marcha y este fue nuestro recorrido:

SAN JUAN DE GAZTELUGATXE:


Pequeño isla donde se encuentra la ermita de San Juan. Es un lugar precioso, aunque el acceso es difícil pues se llega a la ermita tras subir 241 escalones. Su nombre significa castillo de roca en euskera.




Una vez que llegamos a la zona, hay que dejar el coche en el parking del restaurante Eneperi y desde allí comenzar la ruta a pie que está indicada por carteles.

Hay dos opciones, la corta y la larga. La corta se trata de un sendero de 800m que cuando fuimos nosotros estaba lleno de barro, es cuesta abajo por lo menos. Y el camino largo se trata de una carretera de 2km (es bastante más largo pero de mejor acceso)

Nosotros decidimos bajar por el sendero, pero se nos hizo difícil porque se nos olvido en casa la mochila de Hugo y tuvimos que cargar con el en brazos.

Una vez acabas este sendero, comienza la carretera y en unos poco metros llegas al mirador, donde se obtienen unas vistas de la ermita impresionantes.

Desde este mirador comienzan los escalones, 241 para ser exactos que hay que subir para llegar hasta la ermita.

El camino fue agotador sobre todo por llevar al peque encima pero nada que no merezca la pena porque una vez que llegas arriba, te sientas a descansar con unas vistas que te dejan con la boca abierta.

Aquí arriba nos encontramos la ermita de San Juan, normalmente está cerrada y en este caso también lo estaba pero lo más importante que hay que hacer una vez que estas aquí es ir a su puerta principal para tocar la campana.

Según la leyenda, si tocas la campana 3 veces y pides un deseo se cumplirá. Las tres veces es debido a que la leyenda también cuenta que San Juan desembarco en Bermeo y llegó hasta el islote en 3 zancadas, y es por ello que hay que tocar la campana 3 veces.

La iglesia que vemos hoy en día no es la original. A lo largo de los siglos ha habido incendios y batallas y la iglesia ha tenido que ser reconstruida en múltiples ocasiones. Se cree que la primera fue construida en el siglo IX. En el siglo XII se convirtió en convento. Sin embargo, dos siglos más tardes los frailes abandonaron el lugar y se llevaron todos los objetos de valor.

Hoy en día este lugar es muy conocido por el rodaje de la famosa serie Juego de Tronos, aunque he de decir que yo sigo siendo de las pocas personas que no la han visto.

BERMEO:

Colorido pueblo costero. Famoso por su gran tradición pesquera, incluso fueron famosos pescadores balleneros, lo que puede verse en el escudo de la localidad, el cual muestra un barco pescando una ballena.

Uno de los rincones más pintorescos de Bermeo es su hermoso puerto viejo, una zona con estrechas casas pintadas en un abanico de colores. 

Una vez que nosotros llegamos, decidimos comer que ya era hora, el primer restaurante con el que nos encontramos era uno de los que yo llevaba apuntados como recomendaciones. 

Se trata del restaurante Artza, es un restaurante muy pequeño donde ofrecen un menú del día casero por 10€, la comida estaba muy buena y el local estaba lleno. El trato fue inmejorable.

Después de comer nos pusimos en marcha a recorrer este bonito pueblo.

¿Que ver en Bermeo?

Parque Lamera:

Justo al lado del restaurante y al lado del agua se encuentra este gran parque.

Aunque en la actualidad lo podemos ver como una gran zona verde, antiguamente era utilizado como zona de anclaje para los barcos.

Casino:

Majestuoso edificio construido en 1894, se asemeja a un palacio francés. Originalmente fue diseñado para albergar la Sociedad Bermeana. Sin embargo, con la llegada de la dictadura, el juego y las apuestas fueron ilegalizados y el futuro del edificio permaneció en el aire.

En 1983 una gran inundación destruyo casi por completo el edificio tras lo cual fue reconstruido, pero con un estilo más ecléctico, ya no era tan impresionante por dentro como antes.

También se encuentra un bar irlandés, un café y un restaurante (menú 12€), además de una sala de exposiciones. La terraza del bar es un lugar muy bonito para tomar un café ya que desde ella se disfrutan unas hermosas vistas del parque Lamera y el agua.


    Ayuntamiento e iglesia de Santa Maria:



El ayuntamiento fue construido en 1732 de estilo neoclásico pero el tercer piso fue añadido en 1928 y su estilo es ecléctico. Otro elemento a destacar de este edificio es su reloj solar situado en la esquina que une las fachadas este y sur.

La iglesia de Santa Maria de la Asunción es la iglesia más nueva de Bermeo, terminada en 1858, sustituyó a la iglesia que se encontraba en ese lugar con anterioridad conocida como iglesia de santa Maria de la tala. Esta iglesia es uno de los mejores ejemplos de arquitectura neoclásica en el País Vasco.

 Puerto Viejo:

Para mi la zona más bonita de Bermeo. Se trata de una zona rodeada de coloridas y estrechas casas. También dicen que es la mejor zona para tomar unos pintxos.

Un elemento a destacar es su fuente, construida en el Siglo XVI y utilizada como fuente de agua dulce para los habitantes como para las embarcaciones pesqueras y mercantes. La fuente está adornada por dos escudos, el de Bermeo y el del señorío de Vizcaya.

También hay varias esculturas: la “Olatua” que significa la ola y la “Azken olatua, azken arnasa” que significa la última ola, el último suspiro, que nos recuerda que aunque el mar ha dado mucho a Bermeo también ha quitado mucho. 
Otra escultura es “Itzulera” que significa el regreso y representa un pescador con su hijo.

Desde el puerto nos fuimos caminando por todo un camino de hormigón por encima del mar hasta llegar al faro, es un paseo muy bonito y relajante.





 ⤔ Torre Ercilla:

Es una torre medieval de finales del siglo XV ubicada en el casco viejo de Bermeo. Alberga desde 1948 el museo de los pescadores.





     Iglesia de Santa Eufemia:

El parque Lamera y el puerto viejo están separados por la Iglesia de Santa Eufemia. 

Está considerada la iglesia más antigua de la localidad, datando originalmente del siglo XII. 

MUNDAKA:

Este pequeño pueblo se encuentra ubicado dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. 

Conocido por tener una de las olas de izquierda más alargadas del mundo, lo que convierte a la localidad en un famoso destino de surf.


La leyenda cuenta que en el Siglo X llegó a Mundaka un barco que venía de Escocia, estos encontraron una fuente que les llamo la atención por la claridad de su agua y la llamaron “munda aqua” que significa en latín “agua cristalina” y de ahí recibió su nombre la localidad.

¿Que ver en Mundaka?

La verdad que es un pueblo muy pequeño y todo esta muy cerca por lo que se ve rápido y merece mucho la pena.

Lo más destaca ble es:


  El puerto:

Se trata de la zona más pintoresca del pueblo, ya que está rodeado por coloridas casas de estilo vasco, bares y restaurantes.

Aunque hay varias playas de arena en los alrededores, durante el verano la gente del pueblo extiende sus toallas sobre los diques que rodean el pueblo.

En la época que nosotros fuimos estaba super tranquilo y no había nada de gente pero me imagino que esto cambiará en Verano donde se llenarán de surfistas y el ambiente será totalmente distinto.





     Ermita de Santa Catalina:

     El lugar que más ganas tenía de ver de esta localidad, cuando lo veía por fotos me parecía un sitio fantástico para pasar un buen rato. 
     
     Y vaya si lo pasamos bien, Hugo disfruto corriendo por la hierba y cogiendo piedras y nosotros nos hicimos miles de fotos porque otra cosa no pero este lugar es tan bonito para hacer unas fotos chulas.

Se encuentra ubicada en una pequeña península. Disfruta de una ubicación estratégica, ya que desde ella se controla cada entrada y salida del estuario. 



   Iglesia de Santa Maria:

     Fue lo primero que vimos nada más aparcar el coche.

Se encuentra ubicada en el centro de Mundaka, junto al agua y rodeada por un parque infantil.


Aunque ha habido una iglesia en esta misma ubicación desde por lo menos el siglo XI, el primer edificio fue destruido durante algunas batallas. Originalmente, la casa-torre de los mundaka se elevaba junto a la iglesia, pero también fue destruido. La iglesia que vemos hoy fue construida en el siglo XVI en una combinación de estilos gótico y renacentista. La torre y el pórtico fueron añadidos durante el siglo XIX.

CASTILLO DE BUTRON:


Esta localización bien podría servir como escenario para alguna película. Cuando llegamos aquí nos trasportamos a la época medieval y pensamos en esas historias de princesas y príncipes a caballo. Pero nada más lejos de la realidad ya que este castillo se levanto como una casa torre como vivienda del señor de Butron y 100 años después fue convertido en castillo.

Se encuentra dentro de una gran arboleda y es el único de estas características que podemos encontrar en todo el país vasco.




La única pena es que hoy en día sólo se puede visitar su exterior pero no tiene ningún desperdicio.

El dato más curioso es que la torre llamada del homenaje es una copia exacta de la del Alcázar de Segovia.


Aquí acabo nuestro recorrido de hoy, volvimos para Bilbao, cenamos en el hotel y a descansar.

Espero que os haya gustado y os sirva de inspiración para vuestras rutas.

                                      ¡ Muchas gracias por estar ahí!

2 comentarios: